Solamente el Nuevo T-Mobile podrá acelerar en forma exclusiva la posición del país y desplegar rápidamente una amplia y profunda red nacional 5G que proporcionará un mejor servicio y precios más bajos a consumidores en todas partes de los Estados Unidos. Impulsaremos al consumidor, la estrategia del Un-Carrier para traer una competencia sostenible en el mercado y crear nuevos empleos a partir del primer día. A medida que se acelera la era 5G, esta empresa obsesionada con el consumidor entregará la innovación que demandan los consumidores y traerá su naturaleza transformadora a industrias adyacentes para forzar el cambio para los consumidores en todos lados.

¡Liderando la revolución 5G!

Es absolutamente necesario que los Estados Unidos extiendan la innovación global, la tecnología y el liderazgo económico que obtuvieron durante la era 4G. Es fácil olvidarse ahora, pero la revolución 4G desató la innovación que condujo a la economía moderna con la que interactuamos diariamente. Lyft, Uber, Snapchat, Tinder, Venmo, Square, Instagram… estas son empresas que sencillamente no existen sin 4G. 4G no sólo creó un fuerte flujo financiero. ¡Líderes globales como Facebook, Alphabet, Amazon y Netflix adaptaron sus negocios y su crecimiento se multiplicó! En resumidas cuentas las tecnologías móviles rindieron un 4.5 % del PBI global en 2016 lo que es equivalente a USD 3.3 billones de valor económico.

5G es la próxima revolución pero, ¿afirmará los Estados Unidos su liderazgo?

Impulsando la economía 5G

Afirmando el liderazgo de los Estados Unidos

Desencadenando innovación

El primer y mejor 5G en todo el país

Inversiones en infraestructura

Creación sustancial de empleo

Empleos y crecimiento económico

Impulsando al Un-Carrier

Precios más bajos

Nuevo alcance en comunidades rurales

Servicio al cliente mejorado

Innovación transformadora

Competencia en todas las industrias

Más empleos

“Esta combinación creará un competidor feroz capaz de ofrecer precios más bajos, más innovación y una experiencia de red inigualable"

– John Legere, director ejecutivo del nuevo T-Mobile